La Educación inclusiva implica que todos los niños, niñas , jóvenes y adultos de una determinada comunidad aprendan juntos independientemente de su origen, sus condiciones personales, sociales o culturales, incluidos aquellos que presentan cualquier problema de aprendizaje o discapacidad. o Talentos Específicos.

Una Educación Inclusiva se entiende como una Educación Personalizada, Adaptada, Diseñada a la Medida de Todos los Niños en Grupos Homogéneos de Edad, con una Diversidad de Necesidades, Habilidades y Niveles de Competencias. Se Fundamenta en Proporcionar el Apoyo Necesario Dentro de un Aula Ordinaria para Atender a cada Persona de Acuerdo a las Necesidades de Aprendizaje de todos y cada uno de los Niños, Niñas Jóvenes y Adultos con Especial Énfasis en Aquellos que son Vulnerables a la Marginalidad y la Exclusión Social.

Como un Puente Interactivo se une la Neurociencia como una Disiciplina Conformada por Múltiples Ciencias Encargadas de Estudiar el Funcionamiento y Comportamiento Cerebral Estas Ciencias han Posibilitado una Mayor Comprensión acerca de las Bases para el Proceso de Aprendizaje y como se Desarrolla y Fortalece el Cerebro de los Niños y Niñas .

Investigaciones y Estudios al Respecto han Demostrado que los Niños Cuentan desde el Nacimiento con un potencial de aprendizaje que les permite desarrollar mejores capacidades. Llas Cuales Crecen y se Conectan entre si, Dichas Conexiones Producen el Control de los Movimientos , las Emociones y los Sentidos . El Desarrollo Cerebral en los Primeros Años de Vida se va Estructurando con la Incorporación de Nuevas Experiencias.

Las Últimas Investigaciones de las Neurociencias Demuestran que el Cerebro puede Regenerarse Mediante su Uso y Potenciación. La Plasticidad Neuronal o Neuroplasticidad es la Capacidad que tiene el Cerebro para Formar Nuevas Conexiones Nerviosas, a lo Largo de toda la Vida, en Respuesta a la Información nueva, a la Estimulación Sensorial, al Desarrollo, a la disfunción o al daño. La Neuroplasticidad es Conocida como la “Renovación del Cableado Cerebral”.

-El Cerebro Humano es Extraordinariamente Plástico, Pudiéndose Adaptar su Actividad y Cambiar su Estructura de Forma Significativa a lo Largo de la Vida, Aunque es más Eficiente en los Primeros años de Desarrollo (Periodos Sensibles para el Aprendizaje). La Experiencia Modifica Nuestro Cerebro Continuamente Fortaleciendo o Debilitando las Sinapsis que Conectan las Neuronas, Generando así el Aprendizaje que es Favorecido por el Proceso de Regeneración Neuronal llamado Neurogénesis. Desde la Perspectiva Educativa, esta Plasticidad Cerebral Resulta Trascendental porque Posibilita la Mejora de Cualquier Alumno.